Los hashtags, el gran misterio

Son tus grandes aliados, aunque si los utilizas mal serán tus peores enemigos

Imagina que entras en una biblioteca enorme en la que están todos los libros, revistas, periódicos y demás documentos de lectura y de consulta revueltos sin clasificar. ¿Cómo haces para encontrar lo que buscas? Sin un orden lógico, te va a costar un triunfo conseguir algo y lo más probable es que salgas sin nada. Para que puedas ir a la fija y llegar a donde pretendes, necesitas un orden y una distribución coherente por temáticas, numeración, un orden lógico en estanterías… Con los hashtags, en las redes sociales, ocurre lo mismo. Sirven de enlace entre lo que publicas y lo que le puede interesar a tu comunidad para ubicarlos en torno a contenidos similares y que se produzcan conversaciones a su alrededor. Te ayudan a llegar a cuentas que no te siguen y, por ende, tienes la posibilidad de aumentar tus seguidores y de que te conozcan  en otros sectores afines a tu actividad.

Seguramente, ya estés familiarizado con el término, pero ¿sabes que saltó a la fama con Twitter?, aunque hoy en día lo utilizan todas las redes sociales. Proviene del inglés y se traduce como etiqueta. La puedes componer con una o varias palabras clave unidas con las que clasificarás tu contenido. No te olvides de poner el símbolo # delante para que cumpla su función y consigas posicionar tus publicaciones entre tanto ruido. Cada vez son más utilizados, más misteriosos y más competidos.

Todas las redes sociales hoy los permiten, unas con más popularidad que otras. En muchos casos, los usuarios no saben ni para qué ni por qué tienen que usarlos correctamente. Déjame decirte que su propósito es que los contenidos se filtren de forma coherente y se dirijan a públicos segmentados según intereses comunes, aunque cada vez se pone más exigente. Vivimos en una constante competencia por el posicionamiento de los hashtags de nuestras publicaciones para llegar a nuevos seguidores y cada vez es más difícil conseguir el objetivo.

Destacar en un hashtag general es más difícil


¿Sabes cómo funcionan? Cuando buscas una temática que te interesa, en cualquiera de las redes sociales, solo tienes que poner el símbolo de hashtag (#) sumado al término objetivo de tu búsqueda. Te mostrará todas las publicaciones relacionadas con lo que pretendes encontrar. Estas palabras pueden ser sencillas o compuestas. ¿Cuál es la diferencia entre unas y otras? Que las sencillas son más generales y las compuestas más específicas. Y ¿Qué pasa? Que en las generales, la cantidad de publicaciones por hashtag es enorme, hay gente que en muchos casos ni te interesa y sobresalir entre ellas es muy difícil. Sin embargo, en los hashtags compuestos, puedes conseguir un mejor posicionamiento porque va dirigidos a temáticas concretas. Pueden usarse, dentro del contenido del post, al final o en los comentarios.

Hoy en día son importantes para promover tus eventos o campañas. Por ello, se recomienda que tengas uno propio que puedan utilizar tus consumidores para mencionarte y ayudarte a tener mayor alcance. El uso de los hashtags es simple, en teoría. Se trata de relacionar el contenido que tratas en tus publicaciones con una palabra clave. Pero conseguir el éxito con ellos, es otro tema. Las redes, a través de sus algoritmos, nos exigen pasos para posicionarnos que en ocasiones no cumplimos y por ello, puede ser que en un post consigas miles de cuentas alcanzadas por los hashtags y al día siguiente solo 1 o dos e incluso, ninguno. No te frustres y sigue adelante. Entre unos y otros, siempre sumas. Son todo un misterio que muchos han intentado descifrar.

30 hashtags o 30 puntos, tú decides


Recuerda a la hora de construirlos no separar las palabras, cuando los hashtags son compuestos, porque se quedaría solo como hashtag la palabra unida a la almohadilla y las demás se quedarían en el limbo. Con respecto al número que debes utilizar cada red social tiene sus reglas a la hora de colocarlos en los textos y cada una tiene su teoría. En Instagram, por ejemplo, no te pases de 30. Para unos 30 hashtags, para otros 30 puntos. No hay nada demostrado. Y ¿Cómo se calculan los puntos? Según los entendidos, se les asigna un valor de acuerdo a la cantidad de publicaciones. Por ejemplo:

  • Menos de 100K publicaciones = 1 punto
  • Entre 100K y 1 M publicaciones= 2 puntos
  • Entre 1M y 10M publicaciones= 5 puntos
  • Más de 10M de publicaciones= 10 puntos

En base a esta fórmula tienes que elaborar tu tablita en la que tengas clasificados según la puntuación los hashtags en función de tus contenidos y hacer tu composición para cada publicación. Para saber qué hashtag utilizar piensa en cómo buscaría tu consumidor un contenido como el que compartes. No abuses de su uso, no los repitas ni uses los mismos en todas las publicaciones. Puedes distribuirlos asociándolos a tu comunidad, a tu marca y al contexto del contenido.

Los hashtags hoy en día pueden evaluarse porque te permiten hacer un seguimiento. Debes utilizarlos con coherencia, porque por todos es sabido que cuando son utilizados sin un objetivo te puedes encontrar en un hashtag de una determinada temática otra cosa completamente diferente. La inteligencia artificial que usa Instagram te pilla rápido y puede hacerte un shadowban.

Los hashtags prohibidos


Es conveniente que cuentes con uno propio, para promocionar tu marca con sus servicios y productos. Además, te sirven para clasificar noticias, eventos, sorteos o concursos. Si tus publicaciones no tienen hashtags, tus contenidos, solo llegarán a tus seguidores. Lo que hace el hashtag es ayudarte a que quienes busquen el tema relacionado con tu post lo encuentren aunque no te sigan gracias a esa palabra clave que han usado. Su utilidad radica también en que puedes monitorizar las conversaciones que se generan en torno a él.

Si quieres que tus hashtags alcancen su objetivo, es importante que sea comprensible y sencillo, que lo recuerden con facilidad, que esté íntimamente relacionado con el contenido, que estén dentro del contexto que tratas en el post, no hables de camisas y utilices hashtags de zapatos. La falta de tildes no la penalizan las redes sociales. De hecho, tienen más publicaciones las que no la tienen que las que sí.

Existen hashtags prohibidos. Instagram penaliza aquellos con los que la gente se posicionaba rápidamente sin que hubiera relación con el contenido. La consecuencia de utilizar hashtags prohibidos es que ocultará tus contenidos e incluso hasta tu cuenta y no te verá nadie. Perderás todo el alcance. ¿Te vas a arriesgar? Un problema de los hashtags genéricos es que los siguen gente que no es tu público objetivo. ¿Para qué quieres seguidores del otro lado del mundo? Céntrate en llegar a tu público real, ese que se convertirá en tu cliente real.

La cantidad varía en función de la red social


  • Facebook: Tu cuenta debe ser pública, lo ideal son uno o dos. No más. Por ello, debes elegirlos bien. Para ello, pregúntate que persigues con ese hashtag, que quiere tu público y si es lo que está buscando, qué hashtags son más populares en tu sector. Puedes destacarlas visualmente para resaltar fechas especiales, productos y servicios nuevos, concursos, sorteos…
  • Instagram: Puedes seguir los hashtags y tendrás clasificados los contenidos que te interesan. Te permite utilizar específicos de forma que los puedas relacionar más estrechamente con lo que compartes.
  • Twitter: Son importantes y siempre es recomendable poner uno o dos. Tres si lo consideras indispensable. Tiene que ser original para que no se confunda. Twitter permite los hashtags para aumentar la visibilidad de las publicaciones, compartir información relativa a eventos de todos tipo y sector.

No hay ninguna fórmula mágica ni verdad absoluta con respecto a este tema. Es un ejercicio de prueba error para que vayas encontrando aquellos hashtags que mejor se adaptan a tus contenidos. Solo un par de consejos más: dirígete a tu público objetivo en su idioma y evita utilizar los mismos grupos de hashtags en varias publicaciones. Sigue intentándolo que entre las veces que llegas y las que no, vas alcanzando objetivos. Existen aplicaciones de pago que te ayudan a encontrar los hashtags más adecuados como Iconosquare o Flick, pero eso ya depende del tamaño de tu marca y de si te interesa invertir en ellos. Irá en función de cada caso.

Foto: Ally Souza

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Luz Edith Toro Pineda. Finalidad: Responder tus comentarios y gestión anti-spam. Legitimación: Tu consentimiento expreso marcando la casilla "He leído y acepto la Política de Privacidad". Destinatarios: Debido al uso de servicios de terceros, tus datos serán guardados en los servidores de One.com (One.com). Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Para ello contacta con .

Please reload

Please Wait
Abrir chat
1
Envíame un Whatsapp!
Hola,
¿en qué puedo ayudarte?