¿Cliente ideal, para qué?

Para que diseñes tus mensajes y consigas que tus estrategias de venta sean efectivas

¿Quién es tu cliente ideal? La definición técnica dice que es “aquel que soluciona sus problemas y necesidades con lo que le ofreces”. Es la persona que valorará el trabajo que desempeñas y verá en tu producto o servicio un remedio a su demanda.

Y ¿por qué es tan importante conocerlo? Porque podrás enfocarte en él. Podrás dirigir tu mensaje sin desviarte del objetivo y crear tus contenidos para llamar su atención. Todo lo que le ofrecerás en tu web, en tus redes sociales y demás canales digitales despertará su interés. Ofrecerás coherencia y adaptarás todo el lenguaje al perfil de ese cliente ideal.

Tu marca debe tener un estilo y un tono propios que le permitirá a sus clientes potenciales identificarse con ella. No puedes hablar de “tú” y de “usted” a la vez. Tienes que elegir una de las dos formas. Respetarás esa manera de expresarte en todas tus publicaciones.

Cuanto más conozcas a tu cliente ideal, mejor adaptarás tu oferta e incluso, descubrirás nuevas oportunidades de negocio. Y ¿cómo puedes crearlo? Practicando la empatía y poniéndote en sus zapatos. Únete a mi comunidad y descarga gratis la plantilla con ejemplo incluido en mi web, para que empieces a trabajar ya en encontrarlo.

Este es uno de los primeros pasos que debes dar cuando te planteas poner en marcha tu proyecto. Porque si quieres vender, pero estás llegando a las personas equivocadas estás desperdiciando tiempo, dinero y mucha energía. Es el problema de muchas personas, que teniendo su negocio en funcionamiento, todavía no tienen claro cuál es el perfil de quienes se interesan por lo que venden ni la necesidad real que les cubren.

 

Que no se queden estériles tus estrategias de venta

 


Tu cliente ideal es parte del mercado objetivo al que te diriges. Si no lo conoces, no podrás diseñar ni implementar campañas efectivas para llamar su atención. Una de las ventajas de encontrar a tu cliente ideal es que a la vez podrás definir al cliente no ideal, que también es importante. Evitarás muchos dolores de cabeza.

La finalidad es encontrar a esos usuarios que encajan a la perfección con tu forma de trabajar, que te dejan sacar tu mejor versión y te hacen disfrutar con lo que haces. Es una relación enriquecedora de la que ambos se benefician. En el caso contrario, un cliente no ideal te desgasta y te roba tiempo y energía. Por ello, lo mejor es llegar al punto de que seas tú quien elija con quién quieres trabajar. Y eso solo lo consigues haciendo a conciencia este ejercicio y revisándolo cada cierto tiempo.

Si quieres tener una marca saludable, la calidad de tus clientes es importante. Tu cliente ideal es un elemento fundamental que le ayudará a tu proyecto a avanzar. Además, te orientará en la consecución de todos aquellos públicos similares que pueden interesarse también en tu oferta.

No te extrañe que no alcances los resultados que esperas si las estrategias que aplicas son genéricas. Si le hablas a todo el mundo, no le estás hablando a nadie. Sin tu cliente ideal definido, los objetivos se quedan estériles porque no tienen sujeto al que atraer. La situación cambia notablemente si sabes quienes son aquellas personas que realmente necesitan de tu oferta para resolver sus necesidades y problemas y con la que de verdad querrás trabajar.

 

Tu cliente ideal necesita identificarse con lo que le ofreces

 


Afinar tu mensaje y enfocar tus estrategias te llevarán directo a mejorar tu negocio en todos los niveles porque tu cliente ideal llegará. Porque estás desarrollando una comunicación que entiende y con la que se identifica. Si sabes lo que quiere, sabrás cómo ofrecérselo y te comprará porque ha encontrado en tu oferta la solución perfecta.

Tu cliente ideal siempre estará satisfecho con tu oferta porque le ha resuelto su demanda, no pone pegas a la hora de pagar porque encuentra el precio justo y percibe que corresponde con el valor que le proporciona, te recomienda porque has cumplido sus expectativas y lo más importante es fiel y te compra de forma recurrente.

Hay muchos tipos de clientes, pero hay varios, que para este ejercicio, te conviene anotar:

El todo gratis. Exige y te genera un alto costo mantenerlo. Evítalo si no quieres que se convierta en tu peor pesadilla.

El buscador de gangas. Te introducirá en la carrera de la rata, esa en la que compites más por precio que por calidad. Evítalo también.

El que compra valor. Busca el precio justo y percibe el valor de tu oferta. Es respetuoso con tu tiempo.

El que quiere resultados. Es bueno, aunque puede convertirse en el más exigente de todos, pero en resumen es el perfil que te conviene si sabes que tu oferta le proporcina lo que espera.

Diseñar tu perfil de cliente ideal no quiere decir que dejes de lado al resto. La perfección no existe y a veces tienes que trabajar con todos, pero tenerlo claro te permitirá ir en una dirección que te ayudará a encontrarlo antes y a permitirte incluso el lujo de elegir tú con quién quieres trabajar y con quién no. Podrás enfocar toda tu energía y tu tiempo en él.

 

Define a tu cliente ideal con la plantilla que te regalo

 


Te invito nuevamente a descargar tu plantilla con ejemplo incluido, totalmente gratuita por unirte a mi comunidad, en mi página web y empieza ya a conocer mejor a tu cliente ideal. La plantilla puedes ampliarla todo lo que quieras, porque las características son infinitas. Mientras más profundo, mejor. Cuanta más información tengas, más fácil te será llegar a él.

Si tienes una oferta amplia, es muy probable que tengas más de un perfil. Por ello, debes intentar identificarlos todos, porque para cada uno necesitará un mensaje diferente. Cuando completes la plantilla, haces el resumen y tendrás definido a tu avatar, en cuya descripción podrás identificar con mayor facilidad aparte de sus datos demográficos todos los obstáculos y deseos que tiene.

Ten en cuenta que tu marca es un ente dinámico que tiene que relacionarse con las personas con las que quiere interactuar. Por este motivo, debes contar con una estrategia enfocada en las personas que quieres atraer.

“La gente no compra porque lo que haces es impresionante. Las personas compran porque les hace sentir increíbles”. Tara Gentile

 

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Luz Edith Toro Pineda. Finalidad: Responder tus comentarios y gestión anti-spam. Legitimación: Tu consentimiento expreso marcando la casilla "He leído y acepto la Política de Privacidad". Destinatarios: Debido al uso de servicios de terceros, tus datos serán guardados en los servidores de One.com (One.com). Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Para ello contacta con .

Please reload

Please Wait
Abrir chat
1
Envíame un Whatsapp!
Hola,
¿en qué puedo ayudarte?