Sin valores, jamás tendrás una marca

Son su rasgo diferencial y lo que hará que tu comunidad se identifique con ella

¿Quieres definir lo valores de tu marca? Son fundamentales para que alcances tus metas empresariales. Hoy en día, es impropio hablar de negocio o de empresa cuando la tendencia es a que desaparezcan y se transformen en marcas llenas de valores, con personalidad, propósito, misión, visión y un afán para cubrir las necesidades de su comunidad. Aquellos proyectos que no entiendan esta dinámica saldrán del sistema sin ninguna duda. Es un proceso imparable. Tu proyecto tiene que ir de la mano de una marca, sino empieza a prepararle una bonita despedida.

Los valores están relacionados con las creencias. Aquello que se denomina la escala de valores incluye también a las marcas. ¿Por qué? Porque son los que hacen que una comunidad se identifique más con unas que con otras. Sucede lo mismo con las personas. La afinidad, gustos y preferencias están marcadas por aquello en lo que crees y defiendes.

Los valores son los responsables de nuestro comportamiento


Los valores se eligen y no vienen implícitos ni están determinados por la psicología o la genética. Hay que construir esa escala de valores de forma meditada. Son cambiantes, porque los valores que te acompañan con 20, con 30 han cambiado.  De una forma u otra, las relaciones hacen que surjan nuevas inquietudes y se valoren cuestiones que igual con anterioridad no se han tenido en cuenta. Lo que hoy para ti no es importante, mañana puede ser muy relevante. Son el motor que nos mueve cada día y los responsables de muchos de nuestros comportamientos.

Son una oportunidad para comunicarte mejor y saber cómo puedes llegar a tu comunidad, esa que se enamorará de tu marca. Los valores de tu marca pueden ir alineados o no con los tuyos, si eres el creador de la marca. Aunque no quieras, se reflejan también en tu faceta profesional. Igual que la personal también se transforman a través del tiempo. De entrada, defines entre 3 y 5 valores que serán protagonistas en tu marca. Con el tiempo, algunos permanecerán inamovibles y otros tendrá que se cambiados porque ya no cumplen con las expectativas de la marca.

Tienen que ir en consonancia con la actividad de tu marca


Para definirlos debes concretar qué buscas, qué quieres, que no quieres, a qué le das más importancia, con quién prefieres relacionarte y de qué forma te comunicas. Los valores de tu marca tienen que ir en consonancia con su actividad.  Siempre actúas de acuerdo a tus valores, aunque lo hagas de forma inconsciente. Con tu marca sucede lo mismo. ¿La diferencia? Que conscientemente puedes definirlos para que proyecte la imagen que tú decidas, no la que la percepción de su audiencia le adjudica. En ellos pondrá el foco para desarrollar la actividad de tu marca.

Recuerda que igual que tú, tu marca también cambia. La importancia de los valores es que guían tu marca e influyen en el alcance de tus metas. Por ejemplo, si el valor diferencial de tu marca es la honestidad, lo normal es que los clientes que atraiga sean los que conectan con este valor. No es lo mismo la confianza y la credibilidad de una empresa a la generosidad y el desapego de una ONG. Ambas son marcas, con diferentes fines y distintos valores. Por ende, su personalidad, propósito, misión y visión, también son distintos.

Define tú los valores de tu marca, sino ella los adquirirá sola


En todas las acciones que ejecutes con tu marca estás evidenciando los valores que la mueven. Por eso, es fundamental que seas tú quien decida cuáles la identificarán. Y ¿Cómo puedes definirlos? Lo más importante es que tengas en cuenta que es un proceso dinámico que no termina. Porque como te comenté antes varían con el tiempo porque además se mueven con el mercado.

El primer paso es que si eres tú quien crea la marca, debes tener en cuenta tu propia escala de valores. Si la marca es ajena, pregunta a su creador. Pueden ser entre 3 y 10. De ellos, identifica aquellos con los que te defines también a nivel profesional. Pueden ser distintos. Es más, mejor que lo sean. La idea es que sean una lista amplia en la que puedas ir descartando aquellos que consideras menos relevantes para llegar a los 3 principales que serán esa guía que necesitas. Primero haz el ejercicio contigo mismo y luego con tu marca. Recuerda que siempre los puedes revisar y cambiar. Puedes incluso tener en cuenta los valores con los que tu marca coincide con su comunidad que abarca los motivos por los que se identifica con lo que le ofrece y que la hacen identificarse con ella.

Los valores se perciben. Son por tanto intangibles. Se reflejan en lo que escribes, en los mensajes, en el servicio… Están presentes en toda la actividad de la marca. La empatía es un valor fundamental que debes aplicar incluso para ponerte en la piel de tu consumidor y analizar si lo que le ofreces cubre sus necesidades como en realidad quieres. En este punto es en el que tienes que valorar si los valores que definiste se alinean con la idea inicial o si por el contrario tienes que cambiarlos.

No confundas los valores de tu marca con su valor


La importancia de los valores radica en que serán los ingredientes que harán que tu marca se diferencie de su competencia y sea distinta y reconocible por su comunidad. No confundas los valores con el valor. «El valor de una marca es simplemente la suma de cuánto más la gente pagará, o cuán a menudo eligen estas expectativas, memorias, historias y relaciones con una marca por sobre las alternativas.»  Seth Godin.

El valor de tu marca radica en ser la elegida, en lo que la gente está dispuesta a pagar por adquirirla y en las veces que está dispuesto a comprar de nuevo, aunque sea costosa. Esa elección sí que está conectada con los valores que transmite tu marca. Para hacer la lista, tienes que ser muy honesto. No solo porque suene bonito. Recuerda que tu marca puede transmitir tanto cosas positivas como negativas. También debes tenerlas en cuenta.  Lo más importante es que te destaques por algo, Lo más importante es la claridad de los valores para diferenciarte entre el ruido de tu nicho de mercado. Ten en cuenta que hoy en día, casi todos los sectores están masificados. Pregúntate qué quieres que recuerden de tu marca. Tienes que promover los valores de tu marca en cada uno de sus aspectos y por supuesto conseguir que sean coherentes y consistentes. ¿Hablamos?

Foto: Ally Souza

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Luz Edith Toro Pineda. Finalidad: Responder tus comentarios y gestión anti-spam. Legitimación: Tu consentimiento expreso marcando la casilla "He leído y acepto la Política de Privacidad". Destinatarios: Debido al uso de servicios de terceros, tus datos serán guardados en los servidores de One.com (One.com). Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Para ello contacta con .

Please reload

Please Wait
Abrir chat
1
Envíame un Whatsapp!
Hola,
¿en qué puedo ayudarte?