Adáptate o desaparecerás, tú decides

El movimiento del mercado no te deja otra alternativa y te obliga a subirte al carro

Para nadie es secreto que el mercado está en constante movimiento. Es por ello que al cambio generacional se suman un sinfín de factores que nos obligan a salir de nuestra zona de confort de forma constante, y así seguimos. Vivimos en una imparable evolución, de manera que el que se duerma, hasta luego. Pero ¿en qué ha cambiado? En todo. Adáptate o desaparecerás. Ya lo dijo Darwin: “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio”

El marketing digital empieza hoy a sonar más familiar que nunca, a pesar de que existe desde los años 90. Su nacimiento coincidió con el primer motor de búsqueda “Archie”. En el 93 el primer banner de publicidad en una web hizo su aparición, en el 94 nació Yahoo y ya en el 97 apareció SixDegrees, la primera red social.

Aquellos que no estaban preparados…


La rapidez del desarrollo tecnológico es indiscutible. El blogging se creó y fue un boom que en cinco años ya tenía más de 50 millones de blogs. La historia lo corrobora, estamos en un proceso de tecnologización imparable. El rápido crecimiento nos obliga a prepararnos y acoplarnos a todos los cambios a una velocidad de vértigo. La adaptación forzosa que ocasionó la pandemia del Coronavirus en el 2020 no ha dejado otro camino a grandes y pequeñas empresas. De hecho, muchos de aquellos comercios que no estaban preparados se han quedado en el camino. No han tenido tiempo, porque nunca se plantearon este cambio. No lo vieron venir y mucho menos lo imaginaron.

El objetivo del marketing durante toda la vida ha sido conseguir, mantener y fidelizar la clientela por medio de la satisfacción de sus intereses, necesidades y deseos. Antes, cuando el sistema era offline se utilizaban otras herramientas como la publicidad en televisión, radio y recursos impresos como revistas, periódicos, volantes… Hoy, con el marketing digital se suman todos los canales online a este reto como son la página web, las redes sociales y demás estrategias que llegaron como complemento del anterior. El marketing tradicional no está ni mucho menos obsoleto. Se puede decir que se ha adaptado a las nuevas tecnologías para cubrir de acuerdo a la demanda todas las inquietudes de la sociedad. Insisto, adáptate.

Adáptate al cambio constante


Ambas deben funcionar combinadas para que sean más efectivas y ofrezcan mejores resultados. La gran diferencia entre marketing tradicional y marketing digital está en que el primero se enfoca a vender a través de canales convencionales y persigue sus objetivos en los canales analógicos como la radio, televisión, prensa escrita, patrocinios, exposiciones y ferias y está dirigida a un sistema más presencial. El segundo, está centrado en todos los canales digitales y se enfoca en la comunicación personal y directa con los usuarios de la red. Por lo tanto, utiliza Internet como su principal canal para explotar todos los recursos digitales a su alcance para llegar a su audiencia.

Pero, ¿cuáles son las diferencias principales?

En ambos casos, la comunicación es el centro de su existencia. En el marketing digital, como ya comenté antes, el principal recurso es el espacio virtual, que con las redes sociales facilita que tanto emisores como receptores permanezcan en constante interacción. Por tanto, es inmediata y bidireccional. Permite una relación muchísimo más fluida entre la marca y la clientela, lo que facilita que se desarrolle la confianza y se transmita la credibilidad necesaria para fidelizar a los seguidores y construir una relación personalizada. El público al que se dirige la oferta se segmenta en función de las preferencias y en base a las características e intereses de quienes demandan.

El marketing digital permite medir, adáptate


En marketing tradicional, la comunicación es unidireccional y lineal. El usuario es un simple espectador. El objetivo es influir en sus decisiones de compra a través de publicidad. En este caso, se segmenta la audiencia en función de la edad, el salario, el sexo y la ubicación geográfica. Una funcionalidad importante que ha traído la digitalización es la posibilidad de medir e investigar el comportamiento de los usuarios en la red. Todo queda reflejado y gracias a eso, se puede interpretar qué acciones funcionan y cuáles no. Desde conocer la situación de un mercado hasta qué dicen de tu marca… En el marketing tradicional se dificulta mucho más esta labor porque para medir se utilizan otros sistemas, también más tradicionales. Por eso, adáptate.

Otro beneficio y bastante importante es el costo. El marketing digital no exige una gran inversión para perseguir los objetivos. Por ello, es una herramienta, que bien gestionada ayuda mucho a pequeñas y medianas empresas que no tienen capacidad de hacer grandes desembolsos en este departamento. Aun así, si quieres que tu marca avance, tienes que invertir para poder obtener un retorno y mantener un crecimiento exponencial. Todo siempre con planificación, objetivos y estrategias.

La importancia de la adaptación al cambio radica en la posibilidad de tomar decisiones que dirijan tu proyecto a aprovechar todas las oportunidades y enfrentar las amenazas que tu oferta presenta como resultado de los giros del mercado. Por ello, es muy importante que estés atento y preveas. Esta nueva era exige una constante capacitación y observación. Si el entorno no para, tú tampoco.

Para crecer hay que invertir siempre


Cuando detectes los cambios debes tener la posibilidad de orientar tu marca al aprovechamiento de todas las oportunidades. Todas las marcas deberían averiguar las necesidades, preferencias y deseos de su audiencia para cubrirlas y diseñar nuevas ofertas que se adapten a los gustos de sus consumidores. Puedes adelantarte a tu competencia o seguirla de cerca para saber qué hace, qué le funciona y qué no.

Tu marca puede ser grande, pero tienes que emplearte a fondo para conocer a tu cliente ideal y enfocarte en él. Adáptate a la transformación digital y abre nuevos mercados. Si no estás en Internet, existes, pero nadie lo sabe. Todavía hoy hay un alto porcentaje de empresas que no están digitalizadas y es inexplicable. Hoy tu marca está prácticamente obligada a tener presencia en Internet y a realizar sus ventas a través de plataformas virtuales. Hoy los usuarios buscan mucha información sobre tu oferta antes de decidirse a comprar. Pueden conocer las opiniones de otros respecto a lo que vendes, donde estás ubicado, si lo que ofreces es bueno…

Renueva tu negocio, entra en las redes sociales como todo un profesional y apóyate en expertos que te orienten adecuadamente para que, poco a poco y de acuerdo a las posibilidades de tu marca, empieces a tener presencia y a escalar de forma ordenada en el mercado digital. Solo tienes que hacerlo de forma correcta. Piensa en grande. Es posible. Adáptate o desaparecerás.

¿Ya está tu marca digitalizada? Te leo en los comentarios

Foto: Ally Souza

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Responsable: Luz Edith Toro Pineda. Finalidad: Responder tus comentarios y gestión anti-spam. Legitimación: Tu consentimiento expreso marcando la casilla "He leído y acepto la Política de Privacidad". Destinatarios: Debido al uso de servicios de terceros, tus datos serán guardados en los servidores de One.com (One.com). Derechos: Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos. Para ello contacta con .

Please reload

Please Wait
Abrir chat
1
Envíame un Whatsapp!
Hola,
¿en qué puedo ayudarte?